CAMBRILS PARK RESORT septiembre 2018

1

Este resort lo descubrí al más puro estilo de Cristobal Colón, salvando las distancias. Él buscaba una ruta a las indias y se encontró con un nuevo continente y yo un hotel para ir de vacaciones y topé con la unión perfecta entre un camping y un resort. Navegando con Gmaps por la costa Dorada o daurada que dicen por allí, veo un montón de casitas de colores y para allí que “bajo”, y me encuentro con una especie de camping-resort que tiene unas valoraciones en tripadvisor similares a un Paradisus de Punta Cana.

Calle principal

Y para allí que me voy con la familia, que en la tele dicen que este fin de septiembre va a ser muy caluroso. El resort se divide en 3 áreas, Mediterránea, Polinesia y Caribe. Aunque exista la posibilidad de contratar un régimen de comidas, lo habitual es tener sólo alojamiento ya que las villas son todas equipadas y digo muy equipadas. La nuestra era de las más sencillas y teníamos la cocina completa, 2 televisiones (una en la habitación y otra en el salón), zona exterior con hamacas, mesa y sillas,… Ideal para los niños, que pueden salir fuera y jugar, correr, y de todo por los exteriores de cada villa. La limpieza de la habitación es diaria salvo en la cocina, que se puede contratar con cargo extra.

VILLAS
Villas Caribe
CALLE2
Villas Mediterránea
ALOHA
Villas Polinesia

El perfil del huésped es de tipo familiar y de clase media/alta o directamente alta, cierto que es un resort bastante caro. El complejo alberga a muchos equipos deportivos de toda Europa, así que se ven chavales y no tan chavales, de clubes de fútbol, ciclismo, baloncesto,…

El mantenimiento, la jardinería e instalaciones son de lo mejor que he visto en España y el complejo en esta faceta puede mirar de tú a tú a muchos resorts de Punta Cana o Varadero, (para que diga yo esto…) Cada árbol, seto o planta del complejo está cuidado y podado, con una atención diaria. Sólo con caminar por las calles del complejo ya se aprecia el trabajo y el esmero que hay detrás de Cambrils Park Resort.

Si queréis daros un paseo por el complejo, aquí os dejo la opción cortesía de Google:

Las piscinas son espectaculares y sobre todo variadas. Empiezo por la zona de niños, donde tenemos una con elefantes y pequeños toboganes (la más fría del complejo) en la que cada elemento está perfectamente pintado y cuidado. Junto a ella hay una piscina normal, para nadar principalmente.

INFANTIL
Piscina infantil
TRANQUILA
Piscina contigua a la de niños, ese rato se nubló…

En el área contigua está la piscina “de piratas”, con 2 toboganes grandes para niños y mayores, y otros 2 toboganes más pequeños. Y al lado de ésta, tenemos otra piscina decorada con una pequeña cascada y con jacuzzis en los bordes, bastante más tranquila.

PIRATAS
Piscina Piratas
JACUZZI
Piscina de jacuzzis

Cruzando la vía principal está la zona de la playa, que es una piscina con arena artificial donde los niños juegan haciendo castillos y demás, y el baño es muy tranquilo. Ideal para nadar y tomar el sol.

PLAYA3
Piscina de la playa

PLAYA2Y me queda la piscina principal, donde se concentra la mayoría de la gente joven, los pocos que se alojan en el complejo sin niños y casi todos los huéspedes ingleses. Tiene bar húmedo al más puro estilo Caribe, que por cierto el primer día estaba abierto y claro, no acostumbro a bañarme con dinero en el bolsillo y dije, ya tomaré algo otro día, pues no lo volví a ver abierto en toda la semana. También tiene 2 toboganes y aquí es donde más actividad tiene el equipo de animación. Hay una piscina para bebés al lado de ésta principal.

PISCINA PRINCIPAL
Piscina principal

En todas ellas hay hamacas disponibles a cualquier hora, no hubo un solo rato en toda la semana que tuviéramos problema para incluso escoger las que quisiéramos.

En lo gastronómico es un sitio peculiar por el hecho de no ser un todo incluído a lo que estamos acostumbrados. A mí que me gusta picar algo a cada rato y beber mis copichuelas no me terminaba de convencer, pero también le da un punto de calidad y tranquilidad a las vacaciones, y sobre todo elimina a las hordas de bárbaros que van únicamente a ponerse hasta arriba, además que te hace comer más sano y equilibrado.

Tenemos la posibilidad de hacer la compra en Mercadona y abaratar las vacaciones, o bien hacer uso de todas las opciones gastronómicas del complejo. Por cierto, si no queréis coger el coche para ir a Mercadona (nosotros fuimos el día posterior a la llegada), tenéis al lado del complejo un súper que abre hasta domingos por la mañana, con productos de muy buena calidad y a buen precio, y al que se puede ir andando en 5 minutos. Os dejo la ruta en coche Hotel-Mercadona, y en la primera rotonda si os acercáis, saldrá el PLUSFRES que es el súper éste que os digo.

El complejo tiene su propio supermercado que es un pelín más caro y de peor calidad que uno convencional, aunque tiene de todo y viene muy bien.

Luego el hotel tiene panadería que viene genial por las mañanas. El pan cuesta sobre 1€ la barra, y la bollería también ronda el euro o algo más, dependiendo qué producto. Los cafés son caros, a 1.6€ los con leche y el zumo de naranja pequeño a 2.6€ también me pareció caro.

PANADERÍA
Aquí no había manera de comprar el pan y sólo el pan…

Cuenta con varios bares snack bar, un restaurante llamado La Masía y el bar principal que también ofrece cenas y comidas. Aquí hay caras y cruces, por ejemplo una hamburguesa simple con queso y 4 patatas salió por 6.5€, que me parece carísimo. Pero las pizzas grandes cuestan sobre 10-11€ que es un precio muy bueno.
La hamburguesa angus recomendada son 12.50€ que es demasiado y sin embargo el menú infantil sale genial de precio y es muy completo. Las paellas están muy buenas también y salen a 14€ por persona.

BAR
Bar junto a la piscina de piratas

Por último está la pizzería, que preparan al momento pizzas, hamburguesas, pollos y demás, para llevar a la habitación o comer por ahí. Este rincón está muy bien sobre todo en calidad/precio, y son las mismas pizzas que se sirven en el resto de restaurantes.

La mayoría de lugares de restauración están ubicados junto a la piscina principal.

En bebidas también hay cierta incongruencia. Una caña pequeña son 2.1€ y una grande 3.2€, bastante cara la cerveza. El Aquarius a 2.6€ también nos pareció caro, pero por ejemplo un cubata de ron costaba 6€, el mismo precio o más barato que en cualquier bar, así que me tomaba uno cada noche viendo el show ;). Los cocteles eran a 6.5€, muy bien también.

La animación es espectacular. El miniclub tiene actividad todo el día, y la gente que está allí son unos trabajadores ejemplares. En las minidiscos siempre había 3 personas, que en muchos hoteles es sólo 1 y la iluminación, el sonido y demás son otra muestra de la calidad de este resort. Los shows se hacen sobre la piscina principal y queda muy lucido.
Por ejemplo, había pintacaras una vez cada dos días, y es el sitio donde mejor he visto pintar la cara a los niños.

Detrás del bar principal tiene una zona deportiva con minigolf, que son 4€ por palo y una hora de tiempo, camas elásticas a 2€ por 10 minutos, y de forma gratuita están las canchas de basket, el campo de fútbol y un espacio llamado “La Jungla” que es similar a las camas elásticas.

MINIGOLF (2)
Minigolf. Lo que se ve atrás a la izquierda es La Jungla

Los shows son también muy buenos, destaco Lions Life que me imagino que por derechos de imagen no podrán decir “El Rey León”. Es un musical de la película interpretado por el equipo de animación. Este show empieza a ser demasiado frecuente en resorts de este tipo.
Por cierto, lo interpretaron en español, que en otros hoteles los hacen en inglés por ser mayoría de huéspedes británicos y aquí se hace en la lengua de Cervantes, cómo debe ser.

El hotel cuenta con alquileres de bicicletas, y los críos van por los pasillos con bicis, patinetes o lo que sea, un paraíso para ellos. Las toallas de piscina no las cambian, tienes que estar toda la semana con las mismas o usar el servicio de lavandería.

Los exteriores requieren coche para todo. Están cerca los pueblos de Salou y Cambrils así como la playa, y a 10 minutos Port Aventura. El día que nos hizo malo fuimos a Tarragona, de la que sólo merece la pena la zona amurallada con el anfiteatro romano como principal atracción.

En definitiva, un lugar para repetir y recomendar.

Compartir
Artículo anteriorManual para el buen bebedor de cócteles
El que ha montado todo esto

One Response

  1. Almeriense32 3 octubre, 2018

Leave a Reply