HISTORIA, ECONOMÍA, POLÍTICA,…

Cada vez que se tratan temas de estos hay que saber que nadie, nadie, es objetivo al 100%, ni siquiera yo que pretendo que veáis el Caribe tal y como es.

Para este artículo he tenido el placer de contar con la colaboración del periodista Yusnaby Pérez. Este joven habanero, comenzó su carrera periodística disponiendo tan sólo de un teléfono móvil y con el impedimento de un estado que le retiró su título al no comulgar con las ideas oficiales.

Eduardo, su verdadero nombre una vez pudo darse a conocer, contaba a sus seguidores cómo era la Cuba real y no la que se trataba de vender al exterior. Su carrera creció hasta la actualidad en la que presenta Noticias 23 en el canal Univisión.

HISTORIA

soldados
Soldados españoles en Cuba

Venga, que un poco de historia no le hace daño a nadie y además intentaré que no os parezca un rollazo. Si os lo saltáis no pasa nada, pero me gustaría mucho que se leyera 😉

Vamos a pegar un saltito en el tiempo y nos vamos a la Cuba anterior a la llegada de los españoles.
La isla estuvo habitada por diferentes pueblos que provenían de América Central o el norte de Sudamérica, siendo el más influyente el pueblo taíno.

tainoLos taínos eran lo más parecido al concepto de indios americanos prehispánicos que se tiene en ese tópico idealizado gracias a las películas. Vivían principalmente de la agricultura y en menor medida de la caza, y eran hostiles con algunos otros pueblos.
Ya tenían creencias religiosas, en concreto a “Yaya”, que sería la única divinidad taína. Su organización en sociedad era jerárquica, siendo el cacique la máxima autoridad en cada comunidad.

En contra del cuento anglosajón de que estas culturas eran todo paz y amor, y que la guerra conquistadora la trajimos los malvados españoles, estas culturas se imponían unas sobre otras militarmente, llegando a someter las más fuertes a las más débiles.

El caso es que Colón “descubre” América (lo entrecomillo porque sé que no gusta esta expresión al pueblo americano, y la verdad que América ya estaba ahí, Colón no era el primer ser humano que la pisaba), y Cuba es colonizada en el s. XVI como tantos otros territorios, por el poderoso imperio español (Ya sabéis, lo de que no se pone el sol en España y todo eso).
Los taínos como tales practicamente desaparecen debido a enfermedades importadas a las que son en exceso vulnerables como la viruela, y al mestizaje derivado de los matrimonios con españoles.

Por cierto, el nombre de Cuba no es español sino de orígen nativo. Sí que se barajó para esta isla nombres más castellanos como Fernandina o Juana, pero al final se quedó con el topónimo que los anteriores pobladores utilizaban para referirse a ella.

Los 3 siglos siguientes la isla forma parte del extenso imperio hispánico, no sin alguna incursión de otras potencias marítimas europeas, principalmente Francia, Holanda e Inglaterra, con quienes nos liábamos a cañonazos por aquellas tierras al más puro estilo “Piratas del Caribe”. Los ingleses llegaron incluso a controlar Cuba 1 año, y Carlos III acordó la devolución de La Habana a cambio de La Florida. Vamos, que al final por tratados de paz en unos casos o victorias militares en otros, la isla acababa en manos españolas.

En esta época Cuba era la “niña bonita” de la corona española. Fue el primer territorio de América latina en contar con ferrocarril a vapor, comisionado por Fernando VII.

Las cosas iban a cambiar en el s.XIX cuando el imperio se encontraba en decadencia y nuestras colonias de todo el mundo se iban perdiendo en favor de otras potencias o de independencias de las mismas. Cuba permaneció bajo dominio español hasta casi el s.XX, a pesar de la erupción de diferentes levantamientos en distintos puntos del país que pretendían la independencia de Cuba. Entre los líderes de estos movimientos destacaba la figura del periodista José Martí, que por cierto da nombre al aeropuerto de la capital.

Por otro lado, desde finales del s.XIX los Estados Unidos tenían un gran interés en esta isla principalmente por motivos comerciales, con lo que la presencia norteamericana en Cuba crecía, lo que generó una situación de recelo entre españoles y norteamericanos.

El 15 de febrero de 1898, el acorazado estadounidense Maine es “saboteado”  supuestamente por españoles y se hunde en la bahía de La Habana, lo que deriva en la intervención militar de los americanos para expulsar a los españoles de la isla en venganza. Este suceso añadido a la campaña antiespañola que los norteamericanos inculcaron a los nativos, deriva en una guerra que a la postre supondría que Cuba dejaba de pertenecer a España.

maine
Representación de la explosión del Maine

Lo de saboteado lo he puesto entre comillas, porque los españoles siempre juraron que no fueron responsables de ese sabotaje y que sólo fue un montaje norteamericano para iniciar una guerra de exclusivos fines económicos…¿os suena? Pues eso.

El caso es que EEUU ya era una hiperpotencia y España sólo pudo rendirse y firmar el Tratado de París, por el que Cuba pasaba a manos norteamericanas junto a Puerto Rico y Filipinas.

¿Y con los americanos todo fue de color de rosa para Cuba? Pues ni mucho menos. Quienes habían llegado para liberar al pobre pueblo cubano del opresor imperio español, se apropiaron de la riqueza y recursos de la isla para el beneficio de sus empresas que vieron en Cuba un auténtico negocio. Bien es cierto que la economía cubana creció gracias al impulso empresarial, pero los intereses norteamericanos controlaban el 70% de la isla, algo que no contentaba a diversos sectores de la población que vivían de manera muy, muy humilde.

No obstante ambos gobiernos aprobaron que en 1902 naciera la República de Cuba, que si bien era un país independiente, Estados Unidos mantenía el control sobre su economía.

Tras varios cambios políticos, no me quiero explayar mucho, aparece una figura de total relevancia en la situación de la isla, Fulgencio Batista.

batista
Batista

Se trata de un político y militar muy vinculado a EEUU que tras una etapa de inestabilidad política, dirigió la isla de forma dictatorial y mirando casi siempre para el beneficio de sus amigos norteamericanos.
La corrupción se hace costumbre durante estos años y Cuba se convierte en un paraíso para el juego y la prostitución, que proliferan en los casinos y negocios montados por y para estadounidenses. (Sobre esto hablo más detalladamente en CUBA Y LA MAFIA, más abajo)

Esta situación se refleja muy bien en El Padrino II, y aunque esté mal, porque está mal, por lo menos la economía creció, y mucha gente tenía de dónde sacarse un sueldo, aunque no toda.
En estos años Cuba se convierte en un referente mundial para el ocio, y se alcanzan logros hoy en día impensables como que en La Habana se levanta el primer hotel del mundo con aire acondicionado central o los primeros apartamentos edificados con hormigón. Cuba es, después de EEUU, el primer país en emitir en televisión en 1946.

Estamos ya a finales de los años 50, y en el Oriente de la isla, un joven Fidel Castro se encarga de reclutar a unos cuantos hombres para luchar contra este dictador y establecer el socialismo en Cuba. Entre ellos destaca una figura que a la postre se convertiría en un icono revolucionario, el Ché Guevara.

portada-historia
El Ché y Fidel

Tras varios ataques, guerrillas y escaramuzas a cuarteles del gobierno, Fidel es detenido y encarcelado, pero sus influencias familiares y la intervención del Obispo de Santiago de Cuba hacen que Batista ofrezca una amnistía a los presos políticos y éstos viajan a México exiliados, pero sin abandonar la idea de reorganizarse para continuar su propósito.

Vuelven a Cuba en el barco “Granma” (de ahí el nombre de ese periódico que hoy en día es el medio de información totalmente controlado por el actual gobierno). Y tras unos días de batallas en zonas de manglar y pantano, consiguen llegar a Sierra Maestra para hacerse fuertes e ir creciendo como ejército.

El avance revolucionario se hace imparable y en Enero de 1959 conquistan definitivamente La Habana, estableciendo como sede de su cúpula militar el hotel Hilton, hoy conocido como Tryp Habana Libre.

La revolución, si bien tenía toda la pinta de llevar el ADN de la izquierda en su forma y contenido, no derivó a Cuba oficialmente a estado socialista hasta 1961.

Los hoteles y negocios principalmente norteamericanos son nacionalizados y expropiados, mientras que los casinos son cerrados indefinidamente. Los EEUU decretan un embargo económico sobre Cuba como represalia por este ataque a sus intereses.

Muchos españoles, principalmente asturianos y gallegos, pierden también el fruto de su trabajo. Esta fase no se completaría hasta 1968.

marcha
Marcha triunfal, la cúpula revolucionaria

Es precisamente cuando el tiempo se detiene en Cuba para cualquier tipo de desarrollo, pero por desgracia no para edificios o carreteras por los que sí pasan los años…

11196251_820335448041563_1869790126028380801_n
Atardecer en La Habana, hoy igual que ayer… Fuente: @yusnaby

Cuba se convierte en un auténtico “grano” para los EEUU y a su vez en un inesperado aliado de la Unión Soviética, dada su posición estratégica tan cerquita del Tío Sam. (Estamos en plena Guerra Fría y Fidel Castro se había abrazado a Nikita Khrushchev dejando clara su posición).
Los rusos miman al régimen cubano con alimentos, coches y demás, a cambio de favores en su territorio. Además de que con estas ofrendas hacen más fuerte a un enemigo de su principal enemigo, y ya se sabe que los enemigos de mis enemigos son mis amigos.
EEUU intenta sin éxito derrocar al gobierno cubano en varias ocasiones, siendo la invasión de Bahía de Cochinos el capítulo más relevante. De este suceso hacen varios chistes y lo recuerdan con orgullo los partidarios del régimen actual (vamos, que es el mismo gobierno ahora que antañohace 50 años).

El acercamiento entre rusos y cubanos es total, pero todas las alarmas saltan cuando la inteligencia norteamericana advierte que la URSS negocia con Cuba el levantamiento de una base de misiles de medio alcance con capacidad para atacar los EEUU. Se conoce a este período como “crisis de los misiles” y es el momento de la historia en el que más cerca se ha estado de una guerra nuclear.

Por suerte quedó en nada, y con el fin de la Guerra Fría los rusos dejaron de servir a una Cuba que tenía que sacarse ella sóla las castañas del fuego. Con un gobierno comunista que no permite la creación de empresas ni ninguna otra forma de capitalismo, desaparecieron las opciones de generar riqueza , y sin apoyo internacional más allá de la Venezuela de Chavez, Cuba quedaba a la más absoluta deriva…

ECONOMÍA

Cuba no es como la inmensa mayoría de naciones del mundo un país capitalista ni una economía de mercado. ¿Eso qué implica? Pues que un cubano no puede emprender, ni crear una empresa, ni capitalizar unos ahorros para invertir en su propio modelo de negocio, ni pedir un préstamo para desarrollar una idea, ni cobrar en función de la riqueza que genere…

La propiedad privada se reduce a su mínima expresión. Vale que si un cubano hace dinero porque es…una estrella de la música, puede comprarse una casa con piscina, pero esas peculiaridades sólo afectan a un muy reducido número de cubanos.
El anticapitalismo se basa en eso, en que una persona no debe ser más rica por ser ingeniero que por ser albañil. ¿Ésto en qué deriva? En una desidia generalizada, puesto que ser mejor, formarse más, arriesgar, emprender,…no sirve de nada.

A ver, esto que estoy escribiendo no es popular, ni cae bien. Pero es que el concepto de esta página no es quedar bien con todo el mundo. Y a los hechos me remito cuando digo que los países más prósperos son los más liberales.

vendedor
En Cuba prácticamente todo lo que se produzca tiene que ser para el estado, y éste a cambio les paga unos sueldos que van desde los 10CUC a los 40CUC mensuales, además de una serie de servicios “gratis” como sanidad, libreta de racionamiento de alimentos básicos, educación o transporte público (pongo la palabra gratis entre comillas porque si el mismo estado que te roba el 90% de tu producción, te devuelve a cambio el ticket del autobús gratis pues como que de gratis no tiene nada…).

El grueso de la población trabaja para el estado, y son muy poco productivos (lógicamente no hay maquinaria moderna ni otros elementos que mejoren la producción), meten un porrón de horas, ganan una miseria y casi no hay paro.

Pero hay algunas excepciones, las de los llamados cuentapropistas. Éstos son el equivalente al autónomo de España, son dueños de su propio modelo de negocio (capitalistas) pero sometidos a una fortísima presión del estado y a una carga fiscal brutal, y en algunos casos padecen por parte de la policía registros, cierre de locales, decomisión de mercancías,… Los más habituales son los que regentan restaurantes (paladares) o bares de copas (Que precisamente están mucho mejor que los del estado. Cuando tu negocio depende de tí, te esfuerzas por tenerlo bien, atender mejor, tener variedad de productos,… Cuando el negocio es del estado y tu salario siempre el mismo, pues funciona de aquella manera…)

Hay que decir que en estos últimos años se está avanzando en esta materia y por lo menos en tema económico ya se están legalizando los permisos para trabajar por cuenta propia en otros pequeños negocios que principalmente son tenderetes sencillos o puestos de comida, y se está permitiendo a muchas empresas extranjeras desarrollar proyectos allí, que aunque todavía esté la cosa a años luz de una economía libre o de mercado, por lo menos es algo.

10857293_756227464452362_5939544127933546648_o
Aquí una vendedora dando un guiño al Tío Sam. Fuente: @yusnaby

Este período en el que nos encontramos está siendo clave, pero falta muuucho para normalizar la economía cubana hacia un estado libre por lo menos en materia económica.

(Esto es una opinión personal, pero cuando termine el gobierno de los Castro aquello será la tierra de las oportunidades…)

Si a esta situación le añadimos el embargo económico que los EEUU mantienen en la isla, que limita las relaciones comerciales con quien debería ser el primer socio económico (USA) el problema se agudiza aún más. El embargo que parecía que iba camino de levantarse con la administración Obama, ahora parece que se vuelve a echar atrás con Trump. Lo que está claro es que no parece que se vaya a solucionar pronto, ni tampoco vaya a suponer en caso de desaparecer, una excesiva mejora para los ciudadanos cubanos puesto que sin generar riqueza no van a tener con qué comerciar… El primer embargo que tienen es el impuesto por su propio gobierno.

Todo esto deriva en una situación de pobreza generalizada, que aunque no sea la pobreza de Somalia o Zaire, es pobreza. Todos sus ciudadanos comen, aunque sea una vez al día pero comen. Arroz o frijoles hay en abundancia, pero la mayoría de población no come carne de res en todo el año.

En Cuba la carencia de productos es total. Ellos no fabrican y con el exterior apenas se comercia. Esta situación hace que TODO sirva para algo. El paraguas al que se le rompen las varillas que aquí tirarías a la basura, allí se lleva a una señora que los repara, y si no tiene varillas saca una pieza metálica de otro aparato para sustituirla.
Suelo contar siempre la misma anécdota, en La Habana iba un colega a tirar un mechero que ya no tenía gas, y un cubano se lo pidió rápidamente antes de que lo hiciera. Minuciosamente separó sus piezas, el plástico para una cosa, la piedra para otra, la ruletita para vete a saber qué,… Pero el caso es que el tío aprovechaba todo. Esa anécdota resume la filosofía del reciclaje y reparación cubana.

Esto donde más se manifiesta es en los coches. Están circulando vehículos de los años 50 pasadísimos de vueltas, imaginaros como están, ya lo veréis. Y todo a base de reparar y sacar piezas de otros objetos, haciendo una inverosímil labor de restauración automovilística. Es el ser humano en estado de auténtica supervivencia urbana.

almendronUn buen ejemplo del ingenio cubano es esta máquina de coser convertida en máquina de refrescos de cola.

Eso sí, entre ellos se entienden de cine. La manera de funcionar es que yo hoy te hago un favor a ti, y mañana tú me lo haces a mí y me consigues una pieza de un desguace para el coche, o te ayudo a llevar unos muebles. A cambio otro día tú me facilitas el contacto de un primo tuyo que desde el mercado negro (“por la izquierda” como dicen ellos) me puede facilitar un objeto que necesito, o me acompañas a no se dónde…
Es en la práctica una economía muy colaborativa en la que todos se apuntan y cada uno tiene su papel.

Vais a comprobar una actitud muy negociante en la población. Tratan de ganarse la vida como pueden, ofreciendo el servicio que sea. Desde acompañaros a sitios, recomendaros restaurantes, haceros caricaturas, cantaros canciones,… lo que se les ocurra.

11741096_860048577403583_4441743552400378135_o
Un tipo corta el pelo

Los trabajadores de los hoteles en toda Cuba os van a ofrecer intercambiar objetos, comprar/vender ropa o pediros que les saquéis algo de comer o beber del buffet ya que lo tienen prohibido,… Es normal y comprensible, y cuanta más confianza cojáis más os sucederá.

Un tema que suele llamar mucho la atención, es el de la Cartilla de Racionamiento. Sirve para asegurar que el ciudadano que lo necesita pueda disponer cada mes y a un precio irrisorio de alimentos básicos. En concreto un cubano tiene derecho a pan, cinco huevos, 0.25 kilos de aceite, 2 ½ kilos de arroz, 1 ½ kilos de azúcar blanco, un paquete de café, un kilo de sal cada seis meses y 125 gramos de frijoles. Pagando con la cartilla de racionamiento, estos productos salen por un precio irrisorio para nosotros, pero que no deja de ser significativo para ellos.

Un pan cuesta 0,15CUP con la libreta, y en caso de comprarlo de manera libre saldría por 1CUP, unos 0,26$. La leche está subvencionada hasta los 7 años de edad, pero a partir de entonces se convierte en un artículo de lujo, un brick sale por unos 3CUC.
En cualquier caso es muy poca la cantidad racionada y necesitan de más alimento para pasar el mes.

libreta
La cantidad que corresponde se mide a conciencia

Y tras la realidad económica que sufre la mayoría del pueblo cubano, está la ficción que veremos en el barrio turístico por excelencia de La Habana, la Habana Vieja, y en las zonas turísticas de Varadero y los cayos.

Las calles y edificios de la turística Habana Vieja, han sido reformados y allí no se percibe esa complicada realidad económica.

Varadero es considerado como la excepción de Cuba, y los Cayos son paraísos turísticos en los que ni siquiera vive población local. Pero de estos lugares ya hablaremos largo y tendido en sus apartados correspondientes…

El turismo es un pilar básico en la economía cubana, y algunas cadenas hoteleras extranjeras operan desde hace décadas en el país, gestionando como propios los mismos hoteles que durante la revolución se expropiaron a norteamericanos.
Las cadenas españolas, sobre todo Meliá, tienen una presencia prioritaria en la isla tanto ahora como durante el “Período especial” en el que la economía cubana se encontraba en un estado mucho más delicado. Eso es algo que no han olvidado por allá, la empresa española ayudó mucho en la época más difícil.

El Período especial fue una época muy difícil donde la población tuvo que literalmente comer raíces para salir adelante y se trata de una de las etapas históricas más difíciles de Cuba. Sucedió a principio de los 90 consecuencia de la caída definitiva del telón de acero, y la hambruna, la carencia de todo y la pobreza se apropiaron de Cuba. Por lo sucedido en este período tiene Cuba la fama que tiene, porque las mujeres se iban con quien fuese por una cena, ropa o jabón. Es supervivencia eh, no estoy cuestionando a nadie.

POLÍTICA

Principalmente existen 2 tipos de cubanos, los que están a favor del régimen socialista y los que están en contra.

Partimos de la base de que viven en un estado socialista/comunista con la misma figura en el poder (Fidel Castro gobernó desde finales de los 50 hasta 2011 y su hermano Raúl en la actualidad continúa la misma senda) y todo con una muy fuerte presencia de un estado que limita y sobre todo controla sus vidas.

Un cubano no sólo tiene las limitaciones económicas del apartado anterior, sino que para empezar no puede salir voluntariamente de Cuba. Y aunque oficialmente se haga el teatrillo de que se puede criticar al régimen, de puertas para dentro el clima es de coacción para pretender que toda la población sea fiel al sistema.

Como en toda dictadura (sí, utilizo esta palabra porque es lo que es) la propaganda del régimen está muy presente y nos llamará la atención. En las carreteras, en paredes de edificios, en murales,… El estado trata de que la población se crea que su función es realmente imprescindible y que tienen razón.

image001
En la rampa de Vedado

Es el gobierno quien controla la educación, los medios de comunicación (internet ha estado prohibido hasta hace muy poco que se han abierto algunos centros tipo locutorios, pero que funcionan de aquella manera…), la economía, incluso el ocio y la cultura (ahora quieren prohibir el reggaetón por ejemplo, y el juego en cualquiera de sus formas está totalmente prohibido en toda la isla).

1549428_753799884695120_805397389276986316_n
Libro infantil. Fuente: @yusnaby

El control del estado se pone en práctica con el ejército de policías que velan para que todo siga como debe. Hay muchísimos policías en todo Cuba y como os imagináis son una fuerza  controladora y privilegiada respecto a la población, que habitualmente hacen de jueces a la vez de agentes.
El estado los mantiene en una posición de poder y éstos a cambio ejercen una fuerte presión sobre la ciudadanía para que nadie cuestione el sistema controlando que por ejemplo no se escape ninguna transacción económica a los elevadísimos impuestos que sustentan el sistema. Estado y policía de la mano a costa del ciudadano.

Vamos, que el estado es un ente invisible que controla y dirige la vida de toda la población, salvo por supuesto a los miembros más destacados del partido, colaboradores y a 4 privilegiados más.

Todo esto genera cierto temor y miedo en ellos. El espionaje existe aunque mucho menos que antes y hay quien tiene la preocupación de que lo que vaya a decir llegue a oídos de quien no deba escucharlo.

Ser contrario al régimen, puede suponer problemas de libertad. Un movimiento popular con mucha relevancia en Cuba es el de las Damas de Blanco, que son mujeres y esposas de presos políticos que de uno u otro modo se opusieron al castrismo. También el grupo “mises Cuba” de ideología liberal, denuncia que algunos de sus miembros son llevados por las fuerzas de seguridad del estado, tan sólo por estudiar una ideología totalmente opuesta al régimen.

Un cuerpo policial muy destacado son los CDR o Comité de Defensa de la Revolución. Son una fuerza del estado formada por vecinos cuya misión es controlar lo que pasa en un pequeño distrito como puede ser un barrio. Este cuerpo nació para detectar espías y movimientos que pudiesen resultar perjudiciales a los intereses del gobierno, controlando a la gente desde la misma calle.

cdr
Propaganda de los CDR

Además de eso vigilan que las cosas vayan por el “buen camino”, es decir que no haya prostitución, que no prolifere el mercado negro, que no se conspire… En muchos casos son corruptos que por una comisión hacen la vista gorda ante estos negocios. Del mismo modo, otros son profesionales que hacen su trabajo lo mejor posible, que no parezca que lo pongo todo tan negro, pero es que por desgracia lo malo es lo normal.

Esta situación de control deriva también en tranquilidad para el turista, es casi imposible que en un radio de 50 metros no haya un policía. Y que no se le ocurra a un cubano atacar a un turista, el gobierno sabe que el turismo es una fuente de divisas considerable y que no se puede arriesgar a perder por culpa de una mala fama.

RELIGIÓN

Los cubanos son muy supersticiosos, creyentes y religiosos. Ni se os ocurra faltar al respeto en temas de estos. El país es católico principalmente, pero la religión más peculiar de la isla es la Santería, que la practica en torno al 25% de la población. Esta religión surge en África, en el lugar que ocupa la actual Nigeria, y llega a Cuba por medio de la esclavitud. Es una religión basada en el contacto con los muertos y el sacrificio de bienes materiales e incluso de animales vivos como ofrenda a los dioses. Se han dado casos de grupos ultra religiosos que han llevado estos rituales a límites insospechados.

LA MAFIA EN LA CUBA DE LOS 50

na-habana-y-la-mafiaLa mafia va a jugar un papel importantísimo en La Habana de las décadas 40 y 50. Esto no tendría repercusión alguna si estuviésemos hablando de cualquier otra capital, puesto que el tiempo se hubiese encargado de borrar esa huella, pero teniendo en cuenta que en Cuba el tiempo se detuvo a finales de los 50, vaya si tuvo repercusión. Gran parte de lo que a día de hoy es La Habana, deriva de lo que era esta ciudad en los años en los que se encontraba bajo control de las familias mafiosas.

El caso es que la mafia que controlaba la vida cotidiana en las principales ciudades estadounidenses, tuvo que abrir su influencia hacia otros lugares como es el que caso de esta isla que tanto nos gusta. Lo que sucedió es que mientras imperaba la Ley Seca, los mafiosos hacían su negocio traficando con alcohol, un producto totalmente prohibido en territorio norteamericano. Cuando esta ley se abolió y el producto se legalizó, la cossa nostra tuvo que buscarse una nueva oportunidad de negocio y en Cuba la iba a encontrar gracias principalmente a Meyer Lanski.

meyer-lansky
Meyer Lanski

Poneros en situación. La mafia es algo así como una empresa que se dedica a todo lo que genere mucha pasta. Si un mercado deja de ser rentable, como en este caso el alcohol, pues se lanzan a otros mercados a buscar oportunidades. Así llegan a Cuba.

Volvamos al tipo de la foto. Lanski era un mafioso de origen judío muy inteligente y siempre alejado de las tareas más sucias del hampa. Entre sus amistades destacaban 2 hombres, uno de ellos sería el siciliano Lucky Luciano, un prestigioso mafioso que bien podría ser el padre del crimen organizado en los Estados Unidos y a quien no temblaba el pulso para dedicarse él mismo de los asuntos más complicados… (Lucciano es el puño de acero y Lanski el guante de seda).
El otro amigo de Lanski era Fulgencio Batista, el mismo político militar que acabaría de presidente en Cuba.
Tal era la relación entre el mafioso y el dictador, que Batista acudiría posteriormente como invitado a la boda de Lanski. Imaginaros el alcance de las relaciones de la mafia…

Lucky Luciano ya había participado en el contrabando de ron desde la isla en los años 20, con lo que la conocía lo bastante como para saber las posibilidades que ofrecía. Entonces convocó a los cabecillas de las familias mafiosas para recomendar una inversión conjunta en Cuba por la que cada capo debería abonar 500.000$.
El primer paso era comprar a Batista, que ya dirigía las fuerzas armadas, para que desde su posición de poder impulsara una legislación que favoreciera al sector del juego, los casinos, los clubs nocturnos y demás negocios turbios que dirigiría la mafia.

La mafia quería crear en la isla un modelo de estado con sus normas y leyes, en el que Cuba fuese el paraíso del ocio para los turistas norteamericanos, y en el que nadie se entrometería porque el círculo lo cerraba el poder político que también controlaban… El negocio perfecto…

Luciano había sido encarcelado por tantos de sus delitos, pero la justicia norteamericana lo indulto en respuesta a la ayuda que la mafia prestó a los EEUU al desatarse la 2ª Guerra Mundial. Eso sí, no podría pisar suelo estadounidense, con lo que se encontraba en Italia. Pero claro, su veto a EEUU no contemplaba a Cuba, lugar en el que tenía total libertad de movimiento.

Así que en 1.946 se dirige a la isla y se celebra en el Hotel Nacional una cumbre mafiosa en la que los líderes más poderosos de la cossa nostra italoamericana se reúnen para acordar el desarrollo de su modelo de estado en y para Cuba.

El consenso es total y entre copas, mujeres y fiestas, los mafiosos junto con la aprobación de Batista, quedaron encantados con el plan para La Habana y se comprometieron a invertir allí para así crear su estado idílico.

Pero las cosas se complican. Por un lado Batista convoca elecciones y pierde, con lo que se muda a Miami. Esto en principio no debería suponer demasiado problema para las poderosas organizaciones de la mafia, capaces de ir de la mano con políticos de toda índole.
Por otro lado, las autoridades norteamericanas advierten la presencia de Lucciano en Cuba, en parte por culpa de las populares juergas y orgías que se corría junto a su amigo Frank Sinatra, para muchos el mejor cantante de la historia.

sintara
Sinatra se codeaba con mafiosos de las más altas esferas

Comienza entonces una campaña de presión desde EEUU para que ese individuo a quien consideran el origen del mal desaparezca de la isla. Tanto se complica la situación, que Luciano debe abandonar Cuba y poner fin a ese período de control que el siciliano ejercía sobre La Habana.

Así que Lansky quedaba como el principal líder mafioso en la isla y figura controladora de todo lo que en ella sucedía. Pero su suerte no terminaba ahí, ya que en 1.952 su viejo amigo Fulgencio Batista iba a dar un golpe de estado que lo llevaría de nuevo al poder, ejerciendo una dictadura en la que él sería la principal autoridad.

Batista coloca a Lansky como asesor del Gobierno en materia de juego y ocio y como os imagináis, La Habana se convierte en uno de los mayores centros de ocio del mundo. La vida nocturna en La Habana se hace famosa a nivel mundial y la mafia ve cumplido su sueño de tener su isla-estado-negocio particular, que además funciona de maravilla.
Tampoco es la que mafia controlara cada negocio, ni que todos los negocios de la isla se basasen en juego y prostitución. Había clubs y casinos sí, pero también discotecas, restaurantes, hoteles, pensiones, bares, peluquerías, tintorerías, sastrerías, tiendas,…

El turismo prolifera en la ciudad gracias a una poderosa campaña promocional impulsada por el hampa. Sus cabarets en los que actúan estrellas internacionales son reconocidos en todo el mundo, sus casinos mueven millones de dólares, y sus mujeres pasan a ser un atractivo más del ocio de la isla.

casino
A La Habana llegan políticos, deportistas, cantantes, artistas de todo tipo,… Surgen escándalos como por ejemplo la fiesta con 3 prostitutas que supuestamente protagoniza John Fittzgerald Kennedy en un hotel de la ciudad.

Como consecuencia de este desarrollo comercial y turístico con los Estados Unidos, se mejoran las líneas de comunicación para que los turistas se acerquen a conocer Cuba, y se incorpora el Ferry, que les permite incluso ir en coche. (Este es uno de los motivos del por qué hay tantos coches americanos de los 50 hoy en día por sus calles)

img_4313-large

A raíz de esta inversión y la posterior entrada de capital, las oportunidades de emprender en Cuba aumentan y la economía de la ciudad y la isla mejora.

Se levantan numerosos hoteles que son los mismos que visitaremos si vamos hoy a La Habana, y la ciudad vive su época de máximo esplendor. En sus locales se pueden ver figuras del cine y la música y es que La Habana sería por aquel entonces una ciudad de lo más cosmopolita.

12072594_902207726521001_7183475001736973985_n
Fuente: @yusnaby

La ambición mafiosa parecía no tener límites y se pretendió que La Habana fuese el Montecarlo del Caribe, llegando incluso a organizarse un Gran Premio de fórmula 1 en Cuba.

La Habana se convierte en todo un referente y Cuba pasa a registrar récords como la construcción del primer hotel con aire acondicionado central del mundo. Ese desarrollo exclusivamente capitalista, también afecta a su población, y es que en 1.956 Cuba es el país latinoamericano con menor índice de analfabetismo y el que más médicos disponía por habitante.

Batista recibía cada mes 1,28 millones de dólares de la mafia, en una asociación cuyo poder parecía no tener límites… Pero ese precisamente pudo ser el error de una de las organizaciones más poderosas de la historia, la confianza…

Tanto gobierno como mafia sabían que un tal Fidel Castro estaba armando hombres en las montañas y que su intención era hacerse con el poder en la isla y acabar con el capitalismo y sobre todo con ese modelo de negocio basado en el juego, la prostitución y la fiesta.

A ese argumento hay que añadir que mientras La Habana funcionaba, en parte gracias a recursos públicos que se destinaban allí, en las zonas rurales la mitad de la población se acostaba con hambre, y los excesos y despilfarros que se viven en la capital, se miran cada vez con más recelo desde las provincias.
La conspiración se palpa en el ambiente y se producen atentados de mayor o menor intensidad como el sucedido en Nochevieja de 1.957 en el cabaret Tropicana.

cabarets
El famoso cabaret tropicana

Pero a la mafia todo eso le daba un poco igual. La victoria rebelde se mostraba improbable, además que la mafia tenía claro que gobernara quien gobernara, ellos no perderían su posición si hacían lo que de costumbre, comprar al gobierno de turno. De hecho, durante la guerra financiaron a ambos mandos con la idea de que si Castro ganaba, estaría en deuda con ellos, y si Batista ganaba, también sería gracias a ellos. Estos tíos no tenían ninguna preocupación política, sólo el dinero les movía…

Y la guerra se va haciendo imparable hasta que ya en la Nochevieja de 1.958, los rebeldes acentúan su ofensiva y ya se perfilan como ganadores de la contienda. Batista tiene que huir de la fiesta que celebra en el hotel Hilton, hoy Habana Libre, y largarse de Cuba. Para los rebeldes, la forma de divertirse que se estila en La Habana es la muestra de la relación de la mafia con los “traidores de la patria” que la gobernaban, además de que el ocio nocturno y el juego chocan con los ideales comunistas. Entre sus primeros cometidos está el exterminar de raíz toda esta forma de vida.

Los casinos y hoteles fueron asaltados y expropiados, las tragaperras destrozadas y el juego prohibido en todo el país en cualquiera de sus formas.
Pero la revolución cubana no es una revolución contra la mafia, ni contra la inmoralidad, ni contra el gobierno corrupto de Batista. A pesar de ser causas no eran el objetivo.
El objetivo era el capital, y del mismo modo que se expropiaron hoteles a los mafiosos que los tutelaban, también se expropió cada negocio a pesar de que su dueño fuese un emprendedor que nada tuviera que ver con el hampa.
Todo se nacionalizó y pasó a ser propiedad del estado.

Nuestro amigo Lansky era demasiado listo. Se marchó del país cuando las vió venir y se libró de la temporadita que algunos de sus allegados tuvieron que pasar en campos de concentración…
En su huída le dijo al chófer: ”Conozco una revolución comunista cuando la veo, y ésto es una revolución comunista”. No olvidemos que Lansky huyó de Rusia cuando tenía 12 años por motivos similares.

Pero Lansky no quería que su sueño terminara aquí. ¿Iba un grupo de barbudos a frustrar el sueño que tanto le había costado conseguir? Un capo como Lansky no podía consentir algo así…
Invirtió 1 millón de dólares en matar a Castro para recuperar el poder sobre la isla. La CIA veía la operación con buenos ojos, y por cierto este es otro hecho que evidencia la alianza entre ambas partes.

La CIA ofreció 150.000$ a la mafia si se encargaban del trabajo, pero éstos estaban tan ofendidos por lo sucedido que accedieron a hacerlo gratis…

Se optó por el envenenamiento como vía más eficaz. El plan era que un camarero de un restaurante que frecuentaba Fidel, haría las veces de gancho y le suministraría 2 pastillas mortales. Pero el factor humano es así y las pastillas se quedaron tan pegadas en el congelador que el camarero no pudo sacarlas… Esta operación fue apenas unos días antes del intento de golpe de estado en Bahía de Cochinos, que seguramente sin la presencia de Fidel hubiese tenido un final muy distinto.

Posteriormente, la CIA intentaría de mil maneras acabar con la figura de un Castro que moriría por causas naturales en 2.016, y que por uno u otro motivo, nunca fueron capaces de conseguir eliminarlo. Es uno de los episodios más ridículos de la inteligencia estadounidense… Y hasta aquí la unión de la mafia con Cuba.