BAHÍA PRÍNCIPE FANTASÍA 5* Tenerife-Julio 2019

113

Desde hace tiempo le tengo echado el ojo al Bahía Príncipe Fantasía de Punta Cana como hotelazo infantil, pero guste o no, es pronto para poner a las peques a cruzar el charco. Así que hemos apostado por el BAHÍA PRÍNCIPE FANTASÍA de Tenerife, en principio el hermano pequeño del hotel dominicano. Bueno, pues mucho va a tener que demostrar su homólogo caribeño para mejorar la impresión que me ha dejado esta semana.

Expongo mi descripción del hotel, no sin antes dar las gracias a Bahía Príncipe por todas las facilidades que me han dado para desarrollar la actividad y por considerarme huésped VIP.

El hotel se inauguró en noviembre de 2018, con lo que está nuevo, todo funciona correctamente y además ha pasado ya la etapa del “es que aún estamos empezando y no sabemos muy bien cómo va”.

IMG_20190721_161402_optEs un 5 estrellas algo más económico que la media de esta categoría en Tenerife pero que tiene merecida hasta la última. El perfil de los huéspedes son familias en su mayoría, de los que españoles serán 1/3 aproximadamente, una proporción altísima de españoles que me sorprendió un montón. Para saber el nivel de los clientes no hay más que hacer la regla infalible de los ingleses, inversamente proporcional a la cantidad de tatuajes de ellos y directamente proporcional al buen tipo de ellas. Y aquí ellos iban sin tinta y ellas estaban todas estupendas.

IMG_20190724_164951_optEs más hotel que resort, vamos que no es el formato que tanto me gusta de “tipo pueblito” con villas de 1 ó 2 alturas y un laberinto de calles, sino que es un edificio continuo en forma de “U” donde en los laterales están las habitaciones y en el centro los elementos comunes.

La forma de U no es casualidad, responde a la necesidad de minimizar el viento de la zona, un recurso muy típico en los hoteles canarios. En este caso está más que justificado porque sopla… que vamos. De todos modos yo me pensaba que iba a ser mucho más intenso, al final lo peor que te puede pasar es que se vuele algún vaso y poco más.

Por lo visto en esta zona es frecuente la “panza de burro” que consiste en una acumulación de nubes que aunque con calor, deja cielos cubiertos en esta zona. Bien, pues yo no he visto una sola nube en toda la semana y por lo que he leído hasta ayuda a reducir el calor.

Fijaros que en GMaps aún está sin edificar. Por lo demás la ubicación es bastante mala, con poco o nada en los alrededores que pueda resultar interesante a menos que seas aficionado al golf. Hay un paseo bastante simple en la costa, con alguna tienda y poco más, pero que sirve para desconectar un poco del hotel. Lo malo es que para poder disfrutar de una playa hay que coger taxi e ir a Los Cristianos o Las Américas.

La recepción está impecable y sobre todo es muy moderna, con una pantalla enorme sobre el mostrador principal que emite diferentes informaciones del hotel. En la pulsera va introducido un chip que sirve de llave de la habitación (a la comodidad de salir sin cartera se añade la de salir sin la tarjeta de la llave) y de identificador en las pantallas interactivas. Estas pantallas están en el lobby y desde ellas se gestionan las reservas en los temáticos y en los shows, y se puede ver la agenda diaria de actividades, el tiempo y alguna cosa más.

IMG_20190722_095711_opt

También podemos tratar con la “Family concierge” o la asesora para familias, que estoy de estos palabros en inglés que por cierto quedan de un cursi…, para cualquier cuestión relacionada con los niños. Nosotros hablamos con ella principalmente para que la peque tuviera purés y frutas en cada comida, pero no hace ninguna falta ya que en cualquier restaurante del hotel te preparan al momento lo que necesites.

Quería agradecer ya que hablo de recepción, a Rut por su atención, la tranquilidad y amabilidad con la que explica los temas y su profesionalidad. También a Pilar por como supo solventar cierta cuestión que surgió, actuando a la altura de un 5 estrellas.

En recepción tiene su carrito de caramelos “Candyman”, un tipo que regala chuches a los niños mientras hace juegos malabares y que los tiene a todos entretenidos. A media mañana suele pasearse por la zona de piscinas en su monociclo llamando la atención de todo el mundo, es una figura de lo más peculiar y uno de los iconos de este hotel.

El elemento que más destaca en el hotel es sin duda el castillo, que por cierto se ve muy bien mientras se aterriza y llama mucho la atención de los viajeros. Forma parte junto con el árbol drago de la ambientación del hotel en el cuento “Papímber y el Jardín de las Hespérides”.

IMG_20190722_140025_opt

El cuento lo regala Candyman, y es imprescindible para entender la historia sobre la que gira el hotel y las referencias que se ven en algunos espectáculos. Que nadie busque semejanzas con Disney ni con princesas ni con nada, el castillo lo creo Papímber con la fuerza de la piedra de su bastón y en un jardín mitológico, pero todo esto lo tenéis en el cuento que tenéis que contar a los niños el primer día que lo tengáis ;).

IMG_20190722_104735_optVamos con las piscinas que se dividen en dos alturas. Arriba están las llamémoslas para todos, donde 2 son climatizadas y la otra no. Hay camas balinesas pero la gente las reserva dejando la toalla a las 06:00 de la mañana…

IMG_20190724_121505_opt

En el piso inferior están las piscinas para niños. En la primera apenas cubre y hay un tobogán pequeño y algunos juegos. La gente suele estar tumbada ya que así se evita el viento y con el agua climatizada se está muy pero que muy bien. Tiene una sección con elementos que disparan chorritos y los niños hacen circuitos dirigiendo el camino del agua.

20190513-094651-largejpg20190513-095125-largejpg

Foto de Pablo
Se estaba mal ahi, sí…

Junto a ella está la piscina del árbol Drago, que cubre 1.40m y es donde se desarrollan las actividades de animación. Partidos de waterpolo, waterbasket, aquaerobic,…

IMG_20190726_161541_opt

Aprovecho para comentar uno de los pocos fallos del hotel, el suelo de la zona de piscinas. No es ningún secreto porque se lo han dicho unas cien mil veces, pero por si alguien aún no lo sabe cuando ese tipo de suelo se moja resbala muchísimo. Es habitual ver cada rato a alguien patinarse y a varios chavales con tiritas en la barbilla… No sé qué solución tendrá pero es cierto que hay zonas más confictivas, sin duda el “punto negro” es el tramo que separa la piscina del árbol de la de los más pequeños (yo lo bautizé como el paso de la muerte), no sé porqué no ponen algún tipo de alfombra o similar que reste accidentes porque es un problema.

El repertorio de piscinas infantiles termina con el parque acuático que es una auténtica gozada.

IMG_20190723_122718_opt

No lo pueden usar adultos… pero aquí entra la spanish picaresca. A las 19:15 se suele ir el socorrista y dejan encendido el suministro de agua en el tobogán verde. Bueno, pues es la hora de los padres tirándose como locos y por cierto, todos españoles sin excepción. Somos así, somos diferentes, y no hay más.

El hotel cuenta con un espacio reservado sólo para adultos donde no se escucha una palabra más alta que otra. Es en la parte más pegada a la costa y donde está la piscina infinita.

IMG_20190726_111638_opt

Vamos, que hay piscinas para todos los gustos y con un horario que yo personalmente no había visto tan extenso nunca. De 08:00 a 20:00, nosotros salíamos de desayunar y a las 9:15 estábamos a pleno sol en la piscina, y a última hora aún había gente bañándose.

Ya que he abierto el tema, aprovecho para negar a todos aquellos que en Tripadvisor han catalogado al hotel como “para guiris” por entre otras cosas sus horarios… Dudo que haya en Canarias un hotel con horarios tan españoles como éste y ya no sólo por la piscina, sino por las posibilidades de reservar cenas hasta las 22:00.

Y ya que estamos con las cenas, vamos con la gastronomía. Las opciones son el buffet principal, la hamburguesería debajo del castillo y 3 restaurantes temáticos que son asiático, italiano y especialidad en carnes.

En el desayuno podemos ir al buffet principal y a la hamburguesería. En el primero tenemos de todo lo habitual en estos desayunos de hotel. Del estilo inglés tortillas y huevos preparados al momento, bacon, salchichas, alubias, crepes, tortitas, etc,… y más español el pan con ajo, aceite y tomate, tostadas, cereales,… lo típico, con algunos productos no tan habituales a esas horas como alitas de pollo o filetes empanados.

IMG_20190724_091257_opt
Sección de zumos
IMG_20190724_091216_opt
Algunas frutas
IMG_20190722_092117_opt
Parte de la sección de donuts

Lo de la repostería en este hotel es una religión. Además de distintos tipos de donuts, ponen también rellenos de chocolate, crema y… dulce de leche. Vamos, que sólo una mente perversa puede inventar semejante maravilla.

En la hamburguesería también se puede desayunar. Es un buffet algo más sencillo, y permite pedir en la barra que nos preparen tortillas y similares.

Para las comidas el buffet amplía sus posibilidades hasta una variedad altísima, pero con cierta carencia en calidad. La verdad que no hay muchas cosas que destaquen por su sabor y es cierto que este punto puede quedarse un poco justo para un 5 estrellas.

La hamburguesería para comer está bastante bien, y también para picar entre horas. Tiene un pequeño buffet con frutas, yogures, petis y demás para los pequeños y para los adultos ofrece alitas, hamburguesas, wraps (lo mejor), patatas fritas,… Primero hay que pedir, nos dan un número y esperamos a que esté listo, igual que en las cadenas de hamburgueserías típicas.

IMG_20190724_090607_opt

IMG_20190724_090616_opt

Lo presentan muy cuco, con cestas y papel de periódico. Esto es hamburguesa, wrap, nuggets y patatas.

IMG_20190721_141423_opt

En las cenas el buffet mejora ligeramente, incluyendo en los postres la famosa fuente de chocolate. Luego dispone de rincón mexicano para prepararse fajitas al gusto y nachos, plancha de carnes y un espacio italiano para la pasta. Lo que sube notablemente la calidad en las cenas son los 3 restaurantes temáticos que sólo se pueden disfrutar 3 noches por semana, probé una vez cada uno y todos son mucho más espaciosos, perfectamente decorados y el trato de los trabajadores es ejemplar. La comida es mucho más rica y suelen invitar a los niños a entrar a la cocina, vestirse de chef y echar ingredientes a las pizzas que hubieran pedido.

IMG_20190726_161345_opt
Restaurante italiano
entrante
Entrante en el asiático

Sobre el bebercio, me gustó más que en otros hoteles del archipiélago. Empezando por el grifo de caña que es San Miguel, que para un todo incluído está genial. La carta de cócteles es bastante completa y al haber tantos bares no hay que esperar para ser atendido. En las máquinas de granizado tienen varios cócteles en este formato como el ron con lima o el mojito “frozen”, de vicio. El ron del hotel es Arehucas, como en casi todas las Canarias y por ejemplo el Martini es marca Martini. Los vinos como es frecuente en estos hoteles, ni para hacer calimocho.

Los cafés son de máquina en todo el complejo salvo en el bar del lobby donde todo se hace con más mimo y donde son de cafetera. Destaco a Nikole, que tiene una destreza en la barra controlando todo, que a nadie la falte de nada y con unas dotes de autoridad, con lo pequeñita que es, que me parecieron ejemplares.

Luego no falta una barra en el hotel. En todas las piscinas, espacios comunes, en el teatro y hasta en el teens club con refrescos y granizados sin. Muy amables y trabajadores todos los camareros del bar de la piscina de sólo adultos.

Me dejo ese lugar grotesco y oscuro que es el Sports Bar. Refugio de aquellos que son capaces de pegarse 2.500 km. de avión para encerrarse a ver un partido amistoso de la 3ª liga escocesa en vez de salir a que les dé algo de sol. En este hotel está perfecamente ambientado, con bocadillos y algo para picar, y varias televisiones, dianas de dardos y mesa de billar. Era el único punto del hotel donde tenían máquina de palomitas de maíz.

Y ya que estamos empalmo con la animación. Durante el día se organizan juegos para todos, como comentaba en la piscina del árbol principalmente. Aquí lo que más éxito tiene es el aquaerobic, donde una chica bajita que la verdad no sé su nombre, dirige a la gente con una gracia y un arte total. Quería destacar a Jonhatan, un muchacho implicado en que todo el mundo se lo pase bien, en preguntar a los clientes sus preocupaciones, interesado en cómo hacer su trabajo mejor,… De verdad que me encantó coincidir con él en esta semana. Cierra la animación Simo, un chico que se le identifica por su pelo totalmente repeinado hacia atrás y que también se entrega en su trabajo.

Pero si hay algo en lo que el hotel es líder, me atrevo a decir en toda España y dudo que me esté equivocando, es en los shows nocturnos. Se desarrollan en un teatro creado específicamente para ello y van acompañados de audiovisuales. Los chicos que lo llevan son un grupo de acróbatas, equilibristas, bailarines… que tienen un nivel altísimo y dejan boquiabierto al espectador. Es necesario reservar para verlos y siempre se agotan las plazas. Recomiendo acudir cuando abran las puertas si se quiere coger sitio en primera fila o en la parte superior. No son de 5 estrellas, son de 6.
Un día a la semana escenifican el cuento de Papímber en la zona de piscinas, el castillo y el árbol. Ese día no es necesario reservar ya que es abierto. En la terraza del bar del lobby suele haber músicos en directo.

IMG_20190725_231229_opt

Cada noche el castillo se ilumina alternando colores, y durante unos 2 minutos en torno a las 22:00 se puede ver una combinación de música e iluminación, con motivos del siempre presente cuento.

Para dejar un rato a los niños, el hotel dispone de miniclub y teensclub, ambos totalmente equipados. El de adolescentes es para no salir de él, con billares, futbolines, videoconsolas y barra de bar con refrescos. Los animadores organizaron un torneo de FIFA en el teatro, en la pantalla gigante. Debió de durar hasta la madrugada pero no me apunté, quería volver vivo y de una pieza a casa.

Cuenta el hotel con gimnasio, que sinceramente ni lo pisé, spa y una zona de playground para dejar un momento a los niños que jueguen. En este lugar está Cristina, que amablemente les pinta la cara a los niños que se lo piden.

Cada día a las 20:00 es la minidisco, con los clásicos de “Soy una taza”, “socu socu bachi bachi”, “Im a music man”, “Veo Veo”, en esto es exáctamente igual que cualquier otro hotel.

Sigo con las habitaciones (me está quedando un poco extensa esta revisión, creo que me estoy haciendo viejo…) Extremadamente grandes y totalmente equipadas. Hay varios tipos, la nuestra para una pareja, niña y bebé, se distribuye en media habitación con sofá cama, terraza y aseo, y la otra mitad con la cama de matrimonio, cuna y baño completo con bañera y lavabos por un lado y ducha e inodoro por otro. Un detalle que la parte de niños tenga su propio aseo, así como 2 televisores uno frente a cada cama.

IMG_20190720_161637_opt
La parte del sofá cama
IMG_20190722_102435_opt
Y la parte de la cama

La limpieza es excelente, y se hacía 2 veces cada día. La primera por la mañana, y la segunda después de la siesta, donde además dejaban una chocolatina diariamente en cada almohada. Sobre esto tengo dudas de si es lo habitual o lo hicieron por el trato VIP a verdaderocaribe.com, y lo mismo me sucede con la botella de champán, y una botella de ronmiel que me encontré al llegar.

En cualquier caso incluye el minibar con reposición diaria, que además de bebidas tiene patatas de tipo snack.

Si viajáis sin niños pequeños, podéis solicitar habitación con piscina privada ya que por seguridad no permiten alojarse a niños en ellas.

IMG_20190721_105133_optPara elegir habitación, aquí va un truquito de la casa, hay que considerar que en la parcela contigua al hotel en su cara oeste hay una depuradora de agua que puede dejar mal olor en las habitaciones de ese ala. A mí me pusieron en la otra ala, así que ni me enteré, pero en algún momento en la piscina de adultos olía y es un pelín desagradable pero tampoco es para tanto. Lo mismo de cara a las vistas, lo ideal es al interior del hotel, castillo y piscinas, que son las que pude disfrutar y agradecido.

Termino concluyendo que Bahía Príncipe ha acertado de pleno con este hotel y personalmente le auguro un futuro muy próspero. Os lo recomiendo para familias como primera opción en Canarias (consultarme antes porque en algunas webs se pagan auténticas barbaridades), así como no lo recomiendo a parejas sin hijos y directamente no le veo ningún sentido a grupos de amigos.

Sin duda volveré, porque como digo se ha convertido en mi primera opción cuando vaya a visitar las islas.

 

 

 

 

 

113 Comments

  1. Fergusson 29 julio, 2019
  2. Pablo 29 julio, 2019
  3. Sichio 31 julio, 2019
    • Pablo 3 agosto, 2019

Leave a Reply