Globales Playa Estepona Opiniones | Junio/Julio 2021

0

A Globales Playa Estepona se viene buscando un producto de diversión. Adelanto que este hotel ofrece vacaciones activas en las que venir a descansar aunque es posible, carece de toda lógica.

No conozco la existencia en toda España de un hotel con más toboganes que este, que igual los hay, pero yo desde luego no los tengo controlados.

Globales Playa Estepona | Situación

El hotel es bastante grande, ubicado en la Costa del Sol entre Estepona y San Pedro de Alcántara.

Aunque está situado en 1ª línea de playa, llamar playa a aquello es lucirlo demasiado. Es todo piedra y algas, muy incómoda y desapacible. Aunque es frecuente ver algún windsurfista practicando su deporte favorito por allí, no hay nadie bañándose y es lógico.

El hotel tiene acceso directo a esa “playa”, para curiosear un poco y que los niños jueguen algo con la arena, poco más.

Globales Playa Estepona | Piscinas

Vamos con el principal atractivo de Globales Playa Estepona que son las piscinas y toboganes. El elemento principal es una piscina normal rectangular que casi siempre está medio vacía y en la que se desarrollan las actividades de animación.

Debajo están las áreas de toboganes; la 1ª es la de niños más pequeños en la que lo más destacado es una estructura grande con varios toboganes, un montón de chorros (quizá demasiados) y el típico cubo que de vez en cuando moja a algún desprevenido.

Luego está el Splash, con 2 toboganes bautizados “retrete”, en los que al caer estás un tiempo dando vueltas hasta que acabas abajo cual mondongo. Muy divertidos por cierto.

Aquí también hay un tobogán verde cerrado que tardas unas mil horas en caer y el mejor de todos que es el más ancho y que es exclusivo para tirarse en hinchable individual o doble.

Luego están los toboganes abiertos, que son 5 y varían ligeramente la velocidad de caída.

Las opciones de piscinas terminan con la piscina de olas, que está muy bien y que tiene mucho éxito. Ya se dan caña las olitas ya…

La zona de hamacas puede estar un tanto apiñada, pero para quienes prefieran estar más tranquilos hay una zona de la que nosotros no salimos, y es en la parte de césped junto al mar. Apenas hay nadie y no queda más que unos pasos más alejada que el resto.

En la parte que da al mar tenemos un área con hamacas ya más cómodas y camas balinesas, no suele haber nadie la verdad.

Globales Playa Estepona | Gastronomía

La gastronomía  del Globales Playa Estepona vamos a valorarla sin olvidar que no es un hotel caro. Nos va a parecer que está limitada si tenemos costumbre de viajar a este tipo de resorts, pero si no tenemos tanta costumbre la vamos a ver aceptable.

Acceso al restaurante principal

Los desayunos están bien, con el pan con tomate y la bollería como productos estrella. Preparan al momento tortillas y huevos fritos, así que lo típico pero vamos, bien.

La comida es más justa y cuesta salir de lo de siempre. Paella, pasta y algo a la plancha. Los postres directamente para olvidar.

La cena está mejor, y además en la parte exterior ofrece un menú distinto a la parrilla.

Para tomar algo en el todo incluido está el bar piscina, el que está junto a la recepción y el de los shows nocturnos. Las bebidas no son de marca, siendo el producto que más éxito tiene un sucedáneo del Baileys.

Para picar entre horas ofrece un punto junto a la playa con frutas, yogures, pizza, hamburguesas,… que también es el lugar en el que se preparan las cenas temáticas y está bastante bien. Se puede comer para salir del apuro y no cambiarse ni el bañador.

Globales Playa Estepona | Habitaciones

Las habitaciones son algo pequeñas, aunque lo digo con la perspectiva de ser una familia de 4. Aquí mis agradecimientos a la dirección por cambiarnos a una suite mucho más amplia para una mejor experiencia durante la estancia.

Este es ya de la suite
Y esta también

Por lo demás habitaciones normales y lirondas, sin nada que destacar. Aquí otra vez doy las gracias al Director por visitar las habitaciones que daban al mar en el área sur con las mejores vistas del hotel y de las que pude sacar buenas fotografías, estaban bien pero preferimos la suite.

El perfil de clientes del hotel es gente de clase media y españoles principalmente, aunque hay que tener en cuenta que esos días los vuelos con Reino Unido estaban muy restringidos por la historia esta del Covid. Llamaba la atención la cantidad de gente de 40 km a la redonda que visitaban el hotel.

Globales Playa Estepona | Animación y personal

La animación no estaba mal, pero tenía el inconveniente que de la mini disco al show principal había demasiado tiempo y eso con niños hace que termines marchándote antes de tiempo a la cama.

Del personal destacar a Enrique entre los socorristas, por su implicación con los niños, explicando todo de la mejor manera posible y a la chica francesa negra animadora, que no sé su nombre la verdad pero se entregaba en los shows y especialmente con los niños, muy divertida y además guapa.

Fuera del hotel la verdad que no hay mucha cosa que hacer, las playas son malas y para ir a cualquier sitio hay que meterse en la carretera esa horrenda que hace la Costa del Sol y que tiene más tráfico que Shangai.

La conclusión es que Globales Playa Estepona vale para unas vacaciones activas y pensando en pasar el día entre toboganes, nosotros las combinamos con otro hotel más tranquilo la semana siguiente y la verdad que cumple su papel.