HOTEL NH CAPRI

CAPRI

CARACTERÍSTICAS Y UBICACIÓN

  • CATEGORÍA
  • UBICACIÓN
  • HABITACIONES
  • DESAYUNO
  • INSTALACIONES
Calificación 7.2
PRECIO
Sobre 75€ la noche con desayuno

DESCRIPCIÓN

El hotel NH Capri está en Vedado, cerca del Habana Libre. Muy próximo al malecón y a un paseo andando de la Habana Vieja, aunque si queremos ir en taxi son unos 10CUC. La opción más cubana es usar un almendrón, que pasan por la calle 23 y por 1CUC os dejan en el Paseo del Prado. Si no sabéis donde cogerlo id al punto de la calle donde está el habana Libre que allí paran seguro.

Ha sido remodelado recientemente con lo que su aspecto es bastante más moderno que el de otros hoteles vecinos.

bar-lobby
Bar del Lobby

 

La piscina que dispone en su azotea, que por cierto es bien chiquitina, ha sido grabada en películas como “Nuestro hombre en La Habana” o “Soy Cuba” (Muy Troy MCclure me ha quedado esto).

piscinacapri
Piscina

 

Las habitaciones son muy, muy espaciosas. Tiene detalles a favor como el televisor de plasma que es todo un lujo en esta ciudad, y otros en contra como problemas con las instalaciones o la humedad. El aire funciona muy bien.

habitacion
Se aprecian los metros de las habitaciones

 

Recomiendo cuanto más alta la planta mejor, aunque sólo sea por las vistas.

vi

 

El buffet del desayuno está bastante bien, mejor que la media en La Habana. Está distirbuido en secciones de fruta, huevos y tortillas, salchichas, bollería, panes, zumos, yogur,…En la azotea cuenta con un restaurante desde el que las vistas son inmejorables.

FRUTA

desayunoEl personal del hotel es muy atento y amable, se esfuerzan en que el huésped esté siempre bien atendido.

Como anécdota histórica decir que este hotel era un auténtico nido para mafiosos italoamericanos en los años pre-revolución y su desarrollo estuvo financiado por el sindicato de la mafia.

El mismísimo Meyer Lanski, presentó a las autoridades un proyecto que tenía la finalidad de facilitar permisos y licencias a casinos con el fin de que este hotel de sus intereses se viese favorecido. El gobierno autorizó esta propuesta con lo que el casino de este edificio pasó entonces a ser de los más importantes en la ciudad.

Lo que en su día era el casino, hoy es el “Salón Rojo” (rebautizado así tras la revolución) que por cierto es una de las mejores discotecas de la ciudad.

Además de Lanski, mafiosos como Sonny “el carnicero” o Santto Traficcante Jr. vieron en el Capri su sede favorita para dirigir los negocios de la cossa nostra en Cuba.

En sus habitaciones estuvieron alojados nombres como Gregory Peck, Frank Sinatra, Salvador Allende o Robert de Niro.